Por qué escribir un blog durante el doctorado

Para los que no conozcan las razones que pueden mover a un doctorando a escribir un blog pueden leer este artículoeste o este. Personalmente las que más me motivan son:

  1. Que sirva de plataforma para conocer y conversar con otros profesionales e investigadores interesados en la materia.
  2. Expresar ideas “frescas” que sean rápidamente desacreditadas, completadas o refutadas por otros antes de que acaben en la tesis o en alguna revista científica, prácticando la costumbre de no sentirse estúpido en cualquiera de estos casos.
  3. Entender cómo la investigación y sus resultados pueden ser más relevantes para la comunidad.
  4. Considerar que documentar el proceso de maduración de una tesis puede ser de utilidad para otros doctorandos.
  5. Mejorar mis aptitudes, velocidad y hábitos de escritura.

Así que es importante que entiendas que este blog comparte un proceso de aprendizaje, de conformación de ideas y criterios de análisis. Por mucho que te lo parezca, no pretende sentar cátedra, esta no es una publicación científica aunque se enmarque en el contexto de su praxis, no reacciones agresivamente  aún cuando te lleve la contraria al rascar la superficie de una materia que estás seguro de conocer mucho mejor. Seguramente así sea, aunque ya no sea tan poco ducho en la materia como cuando comencé el doctorado hace… ¡¿4 años?! Debería haber lanzado Minibits al inicio de la investigación, pero como tantos otros mi doctorado ha sufrido severas subidas y bajadas por otros compromisos profesionales. Aunque ahora me enfrente a la recta final con más experiencia, ya se sabe que cuanto más sabes, más sabes que no sabes, lo que tiende a devenir en el nunca suficientemente conocido “síndrome del impostor” que afecta a tantos investigadores en ciernes.

Seguramente nadie lea este blog, pero lo mismo puede decirse de cualquier tesis o tesina. Gracias a los buscadores hay más probabilidades de que estés leyendo este párrafo, que de encontrar mi futura tesis en los archivos académicos. Así que ahora que ahora has llegado hasta aquí date un momento para compartir tus pareceres o la de otros autores en cualquiera de las entradas o enviándome un tuit, serán más que bienvenidos.

¿Quieres compartir alguna experiencia sobre redacción de blogs académicos? Compártela en la sección inferior de comentarios.

Comments are closed.